• El público de La Casa del Abuelo

    Público de La Casa del Abuelo
    Lo que hace grande a un negocio es su público. Desde que se inauguró hace 100 años por esta taberna han ido pasando hijos de, nietos de, sobrinos de y primos de. Al final, en El Abuelo, todo queda en familia. Siempre se pensaron maneras de atraer a más clientes, una de ellas fue El Concurso de Comilones: el cliente que más gambas comiera en una semana ganaba un reloj. Otra, los vales. Los clientes de la calle Victoria obtenían vales para comer gambas y beber vino gratis en Núñez de Arce y viceversa. La idea funcionó tan bien que el público creció aún más. Tampoco faltaron los famosos, Primo de Ribera y Rita Barberá, Los Chunguitos, Antonio Casals,
    Antequera, Manolo García son sólo algunas de las personas que han venido a comer gambas. A pesar de su fama, conseguían pasar desapercibidos. Hoy todavía hay personajes reconocidos que son clientes fijos. Actualmente La Casa del Abuelo es recomendada en todas las guías sobre Madrid, y muchos de sus clientes son turistas. Turistas de todas partes, porque El Abuelo lo recomiendan también fuera de España. Lo que está claro es que traspasa fronteras, incluso, es fuente de inspiración. Y es que una vez un grupo alemán compuso una canción después de estar comiendo en El Abuelo. “Gambas al ajillo” fue el título de la canción.




    Salir de la versión móvil