• El vino del Abuelo

    La Casa del Abuelo: La Alicantina

    El lugar de origen del famoso vino dulce de La Casa del Abuelo está en Alicante. Por este motivo durante mucho tiempo, en el rótulo de la taberna figuraba otro nombre: La Alicantina. En la que también se despachaba vino blanco y moscatel, aunque ninguno de ellos obtubo la fama que obtuvo el de Alicante. Todo empezó en los años 50, cuando el fundador de la taberna decidió irse hasta Alicante para comprar el mejor vino dulce. Patricio Ruiz -abuelo de los actuales dueños y verdadero amante del vino- decidió fabricarlo él mismo en sus propias bodegas. Obtuvo un vino dulce tan rico,
    que el público empezó a llamarlo cariñosamente vino El Abuelo y tuvo tanto éxito, que incluso Patricio tuvo que ampliar en 1960 su bodega (La Cerca). En La Casa del Abuelo se embotellaba el vino tras mantenerlo en una cuba grande donde los mismos camareros (curiosamente) se encargaban de aportar la mistela al vino seco y remover y remover para evitar que se picara y conseguir el punto idóneo. En 1990 se retira el rótulo de La Alicantina del establecimiento para adoptar el nombre con el que el público tiempo atrás le había bautizado gracias a la fama de su vino: La Casa del Abuelo.




    Salir de la versión móvil